Fumigan cerca de la escuela de Tronconi

Actualidad 20 de agosto de 2019 Por Ale Sachetti
La Directora de la Secundaria de Tronconi informó qué fue lo que sucedió el viernes cuando los alumnos y alumnas se vieron afectados cuando fumigaban cerca de la escuela.
tronconi

  El Subcomisario de la Patrulla Rural Franco Lagos informó en la mañana de hoy que se investiga lo sucedido el día viernes cuando se fumigó un campo vecino a la escuela con los alumnos en el establecimiento, afectando a los mismos. 

 Cabe resaltar que nuestra ciudad tiene una ordenanza que regula el uso de agroquímicos, que establece cómo y dónde fumigar y las medidas preventivas para evitar daños en los vecinos. Esa ordenanza elaborada en conjunto por concejales, Ejecutivo municipal y Sociedad Rural fue aprobada el año pasado. 

 La Directora de la Escuela Secundaria del Paraje Tronconi Anabel Comesaña relató lo sucedido a través de una carta enviada a este medio: 

 Como es de público conocimiento el día viernes 16 de Agosto del 2019 la Escuela de Educación Secundaria N°3 del Paraje de Tronconi, se vio a afectada por una fumigación en los campos vecinos a la misma. Desde la institución queremos dar nuestra versión de los hechos con el fin de evitar todo tipo de supuestos.
Siendo las 11:30 hs un grupo de alumnos, a cargo del Profesor Mariano Galdara salen del aula, junto a la Ingeniara Agrónoma Crotolari Magali, para trabajar en base a un proyecto de forestación y huerta orgánica. En ese momento advierten un persistente olor a remedio y ven que una maquinaria, conocida con el nombre de “Mosquito” que estaba fumigando en los campos vecinos a la escuela.

Automáticamente se procede de acuerdo a lo estipulado en el Protocolo de Actuación frente a casos de fumigación. Se resguarda a los estudiantes dentro de la escuela, se informa de la situación a las autoridades educativas y a las familias, y se da suspensión de clases. Así como también se realiza un registro fotográfico de la misma y se hacen las denuncias ante los organismos correspondientes.

Como Institución Educativa tenemos la obligación de actuar en función del cuidado de nuestra/os estudiante, así como lo establecen el Marco Normativo desde la Dirección General de Cultura y Educación. Pero también como educadores tenemos la responsabilidad pedagógica de Pensar y desnaturalizar este tipo de prácticas agrarias, que no tienen que ver con una persona en particular, sino con un modelo productivo y económico que explota, saquea y envenena nuestros suelos y nuestra salud.

Creemos firmemente que la educación es el lugar desde donde se puede pensar y construir alternativas frente a este modelo y que hacerlo es un compromiso ético con nuestras generaciones futuras.