Una tregua: el pedido de los empresarios a los trabajadores despedidos

Conflicto en la ex Criave 04 de febrero de 2019 Por Ale Sachetti
La semana comenzó con un nuevo plan de lucha, una lucha que se va intensificando a medida que las respuestas son cada vez menos o nulas, como viene sucediendo. Los trabajadores despedidos de Criave y Absolon trasladaron sus asambleas a la Planta de Faena de calle Sarmiento, aquellas que comenzaron en plaza Martelli con dos o tres trabajadores y con el correr de los meses, las luchas y las respuestas cada vez más negativas de los empresarios, sumaron a muchos más en Plaza Mitre. No son 233, no son 100, son 40 o 50, pero son trabajadores despedidos, explotados y sin respuestas.
FB_IMG_1549330343147

  Las personas que tienen ideales y convicciones lo que dicen hoy, lo dicen mañana, no se dejan vencer ni tentar por las migajas de los poderosos, de los que influyen y cierto es que, en todas las asambleas dejaron en claro una y otra vez, que no se tiene que complicar el trabajo de sus compañeros que permanecen dentro de la planta.

  Siempre dejaron en claro que el sindicato “se borró” como así también que fueron “engañados infinita cantidad de veces con los trámites que debían o no hacer, sobre todo el seguro de desempleo o las acciones legales”. Sobre los terceros “Salvi, Salvador, Nuñez y Gallardo” dijeron hasta el cansancio que “no cumplieron con lo que les prometieron a todos, a los que están adentro y a los que están a fuera”.

  Y cada día que fue pasando, desde el corte de ruta a la fecha, todos tienen en claro que los Perea siguen detrás de cada paso que se da en la empresa.    

  Las medidas de fuerza comenzaron haciendo visible el conflicto, explicando a la comunidad qué es lo que reclaman: “dinero adeudado por los empresarios que durante siete meses los explotaron trabajando en negro”.

  Días atrás en la Secretaria de Trabajo Absolon, la empresa que se creó en medio de la quiebra de Criave y se puso en marcha en la planta – los que conectaron el gas a chanchitas – declararon que no reconocen como propio a esos trabajadores.

  Motivo por el cual se agudizaron las medidas de fuerza, el jueves a la mañana incendiaron neumáticos, el viernes le entregaron una carta a la Gobernadora y dos de los trabajadores le contaron cuál es su situación. El lunes a las dos de la madrugada, esta semana, incendiaron neumáticos y cortaron los dos accesos a la planta.

  Dijeron que “empezamos con los cortes para que la empresa nos liquide lo que nos deben, hay camiones para ingresar asi que seguimos en la lucha”.

  En horas de la mañana de este lunes los trabajadores que continúan dentro de la empresa Absolon manifestaron su descontento por el corte, alguno de ellos se acercaron a dialogar con el Intendente Horna. Fue un frente a frente, trabajadores contra trabajadores, los separó un alambrado, pero los unió de alguna manera, la explicación del representante del sindicato de Stia, Alfredo Tousom, una luz en tanta oscuridad y después de meses de vacío sindical.

  Uno de los trabajadores despedidos dijo que “peleamos por ustedes y por nosotros, sean concientes de eso, peleen por sus derechos como nosotros lo hacemos desde afuera, seamos compañeros”.

 Tousom les explicó a quienes siguen dentro de Absolon que “nos enteramos que ustedes firmaron un petitorio para que les permitan seguir trabajando, sepan que, que sigan trabajando depende de la empresa, porque ellos, los despedidos estan reclamando lo que legalmente les corresponden".

  Dijo además que "no esta bien que se pongan del lado de la empresa, como vino con los encargados y los ex delegados con un papelito para que firmen;  en vez de ponerse del lado de los trabajadores, unificar fuerza juegan para la empresa para dividir?"

  Señalo que ahora "lo que tenemos que hacer es firmar un petitorio para que la empresa le pague a los trabajadores, en su conjunto porque a ustedes también los cagaron, a ustedes y a ellos, a ustedes también los cagaron ocho meses haciéndolos trabajar en negro. No hay que firmar un papelito en contra de los trabajadores que reclaman sus derechos, hay que hacer medidas internas para que paguen, la empresa quiere que ustedes se peleen entre ustedes”.    

  La empresa "nos pidió hasta el 15 sin medidas para llegar a un acuerdo y pagar lo que corresponde, los compañeros como hace ocho meses que les están mintiendo no accedieron”.

  Le respondió a los trabajadores que siguen dentro de la empresa que "se pone en juego la fuente de trabajo sí, porque estos chantas sinvergüenzas si sale que esto es fraudulento en el juzgado, se levantan, se van y los dejan a ustedes en la calle. Entonces no firmen papeles para la patronal, en contra de los trabajadores.   

  Ellos están amenazados (los de adentro) pero ustedes están sin cobrar, ellos por lo menos llegan la quincena y la cobran, estos son unos crotos”.

  Los trabajadores volvieron a decir que “no los queremos perjudicar”.

  Alfredo Tousom agregó que “el perjuicio lo genera la empresa, ella es la culpable, sáquense de la cabeza que los trabajadores que están afuera los perjudican, el que genera el conflicto es la empresa” y agregó un dato fundamental, “si leyeran la ley de contrato de trabajo lo sabrían, tiene que ser la Biblia para ustedes”.  “Ustedes vinieron a trabajar, el conflicto lo tiene que arreglar la empresa con los de afuera, ustedes vinieron a trabajar y entraron”.

  En horas de la mañana el Intendente José Luis Horna se acercó a dialogar con los trabajadores para mediar la situación, también recibió en su despacho a un grupo de trabajadores que continúan trabajando para Absolon. Horas después Juan Carlos Gasparini dialogó con los trabajadores dentro de la planta de faena.

  En la asamblea del lunes a la tarde, los trabajadores despedidos en la voz de Miguel Pérez, quién nunca dejo de luchar a través de las asambleas dijo que “se puso a consideración el pedido que hizo la empresa a través del sindicato, un pedido de tregua, que el bloqueo los afecta, la tregua es hasta el viernes esperando una respuesta de la empresa al reclamo, después se verá cómo se sigue”.

  Buena voluntad de la gente que estamos en la calle, vamos  a tratar de no afectar a los compañeros trabajadores, nosotros queremos que nos paguen, se firmó un comunicado donde se expresa eso”.

  La tregua es levantar la medida de corte y bloquea, pero vamos a seguir con presencia, el viernes habría una reunión entre el sindicato y los terceros que son los que nos deben, ellos nos usaron trabajando en negro”.

  Una tregua, una acertada posibilidad, un momento de replanteo para todos. Qué pasa en la ex Criave, pasa esto, abuso laboral, explotación, conflicto entre los trabajadores porque los empresarios los ponen en veradas diferentes, exigiendo y amenazando con los más preciado que tienen: la fuente de trabajo, en especial, en tiempo de desocupación extrema.  

  Un momento de reflexión, porque a la vista esta, que si los trabajadores no luchan por lo suyo, no logran nada, y evidentemente a los empresarios muy mal no les va con las ganancias que deja la planta de faena porque ante el primer camión que le frenaron, le restaron atención a los trabajadores que por estos días eran desconocidos para ellos.

  La lucha debe ser todos, de los trabajadores y del pueblo. Porque al pueblo también le robaron y mintieron. Literalmente Criave nos dejo un pueblo contaminado, ambientalmente y con empresarios cuyas costumbres huelen peor que el canal de calle Sarmiento.