El Centro Nativo Cardo Azul celebra 50 años con un cuadro memorable

Actualidad 18 de junio de 2018 Por
Todos los domingos Mabel Pimentel y Oscar Murillo llegan a Roque Pérez cargados de energía, de ideas y entusiasmo para que el cuerpo de bailarines del Centro Nativo Cardo Azul prepare uno de los espectáculos más importantes de su historia. La institución celebrará 50 años con una nueva versión del primer cuadro realizado.
DSC_0147

Oscar Murillo expresó que “estamos muy contentos, es un año muy especial, por muchas razones, una por la partida del querido Negro Lara, otro por los 50 años de la institución, estamos gratificados porque nos hayan convocado una vez más y es una enorme responsabilidad hacer algo digno por esta institución en la cual hemos trabajado desde 1973”.

Mabel Pimentel señaló al respecto que “empezamos los dos juntos, muchos años vino Oscar solo, después cuando fue Patria Chica en el 2013 para el Centenario de Roque Pérez arrancamos de nuevo juntos”.

El cuadro que presentaran entre los meses de septiembre u octubre, aún no está definida la fecha, “fue una sugerencia del Negro Lara antes de partir, Negro querido”, expresó Oscar Murillo quién además explicó que “a él le gustaba la idea de que se hiciera el primer trabajo coreográfico que se hizo en la institución que fue el sello de nuestra historia con Cardo Azul. Nosotros somos un poco enemigos de repetir nuestros trabajos porque los tiempos cambiaron, los sistemas cambiaron y nuestro fervor de presentar nuestro espectáculo con cambios técnicos que te posibilitan que el espectáculo tenga un vuelo más poético.

Esta historia que presentamos es una historia cruel, es una relación pagana que está basada en un poema por el chango, una promesa y el milagro, pero le hemos agregado cosas trágicas y alegres del suelo del altiplano que son la chicha y la coca. Quiere decir que este espectáculo tendrá la alegría propia y la alegría triste del carnaval. El hombre del norte no es muy alegre, sino que lo es debido a la alegría, a la chicha que lo enaltece para salir de las penas. Es un trabajo que estamos construyendo, que tendrá un gran impacto, tenemos muy buenos bailarines y un gran grupo de producción. Esto es un homenaje a mi querido amigo Negro Lara”.

Patria Chica fue un espectáculo que impacto en la sociedad y le devolvió a Roque Pérez el privilegio de disfrutar de las producciones de Oscar Murillo y Mabel Pimentel, de ahí a la fecha, nuevos espectáculo continuaron con el mismo nivel y es así que todos los años se espera una propuesta para aplaudir de pie.

“Para nosotros venir cada domingo es una de las cosas más lindas”, señaló Murillo, “el artista se identifica el lugar también por una permanencia, porque somos leales a un idea que plantamos en 1973 y no hemos claudicado en cambios, siempre esta el compromiso como primario, esta tierra nos pertenece en nuestro afecto”.

Mabel Pimentel agregó que “además, “El Brandsen cumple 46 años y muchos bailarines que se formaron aca, estuvieron en nuestro staf, es una historia que está muy entrelazada y esta el sentimiento de por medio”.
Además “vimos pasar generaciones de bailarines, “el caso de Joaquina Villalba que baila en este cuadro y su mamá Mimi, actuó en este cuadro cuando se hizo por primera vez”. “Eso es maravilloso”, dijo Oscar Murrillo, “Cardo Azul tiene la iniciativa del reencuentro, es una muy buena idea, aunar, aunque no sea para bailar en el cuadro, pero sí que compartan diferentes momentos de estos 50 años de historia de esta querida institución”.