“Los directivos no nos escuchan”

Actualidad 11 de junio de 2018 Por
A las 8 de la mañana los estudiantes del turno mañana de la Escuela de Educación Secundaria N°1 se manifestaron frente al edificio del Consejo Escolar. Fueron recibidos por los consejeros Fernando Dure, Mariana Pierini y el actual Presidente Marcelo Ertini.  Los estudiantes continúan con el reclamo para que se solucione el problema con la caldera, que hasta el momento funciona a medias.

Ante las autoridades los alumnos dijeron que “venimos a hablar con respeto, nos manifestamos ante los directivos - no es el primer año que lo hacemos – pero no tenemos solución. Hace años que nos vienen con el cuento del repuesto”.

El centro de estudiantes se “manifestó porque hay chicos que la pasan muy mal con el frio”.
Fernando Dure les mencionó que “hay una cadena, cada cual tiene que cumplir su rol, ustedes cuidando, las autoridades informando y nosotros reparando”. “En el 2015 se reparó todo el cielorraso”. “Algo paso si tienen un agujero en el techo”.

Los chicos dijeron que “nosotros no nos podemos hacer responsables por todos los chicos”. “Tenemos frio, por la lluvia tuvimos que estar todos en un salón, es un peligro estar en la escuela cuando llueve. Las escaleras están llenas de óxido. La escuela tiene muchas fallas. Los directivos no nos escuchan, por ahí a ustedes sí, por eso estamos acá”.

Fernando Dure dijo que “está bien que se manifiesten, siempre lo hablamos con los estudiantes si quieren que vayamos a la reunión cuando ustedes estén con los directivos, no tenemos problema en hacerlo”.
Una alumna contó que “las directora abrió la llave de una caldera para que veamos que funcionaba, si esa agua salía fuerte quemaba a dos chicas que estaban ahí”. Otra señaló que “nosotros como centro de estudiantes pintamos nuestros salones que daban tristeza”.

Los chicos dijeron además que “algunos podemos ir con más de una campera puesta para pasar cuatro horas con frio, otros chicos apenas tienen un buzo o un chaleco para abrigarse”.

  Tanto el turno mañana como el turno tarde, permanecieron en el salón de actos, sin ingresar a sus respectivos salones.