Reunión por la situación de los trabajadores de Criave

Política 30 de mayo de 2018 Por
El miércoles a la mañana se llevó adelante una reunión en el Recinto del Concejo Deliberante que contó con la presencia del diputado Provincial del Frente Renovador Ricardo Lissalde, junto a los concejales de su partido Sciaini y Castellani, el Presidente del Concejo Oscar Del Barrio, la concejal Mónica Forastieri de Unidad Ciudadana, Fernando Martini de Cambiemos, delegados de Criave, trabajadores del Molino y el Secretario de gobierno José Luis Horna.
vlcsnap-5495-06-01-18h47m04s600

  Lissalde se acercó a nuestra ciudad para dialogar sobre la situación de los trabajadores, expresó ante los medios que “la empresa afecta además a la zona porque tienen granjas integradas, a través del molino se produce valor agregado a la cosecha regional y seguimos la situación de cerca, hemos logrado conmover el tema en la legislatura con una declaración que entregamos a los concejales y empleados de las distintas empresas que componen la avícola, vinimos a territorio a trabajar y ponernos a disposición”.
 

  Destacó que “el poder legislativo está a disposición de lo que haga falta para darle viabilidad jurídica en cualquier herramienta que sirva de paraguas con tres objetivos básicos: la preservación de la capacidad industrial que la empresa no se vacíe, la continuidad de la fuente laboral y la continuidad de la empresa”.
Respecto a los planteos de los trabajadores en la reunión, el Diputado expresó que “la gente fundamentalmente tiene incertidumbre, momentos de congoja, quieren saber en qué situación están como empleados y las alternativas que tienen para preservar el trabajo. Se vivió un clima de compromiso y responsabilidad, les explicamos que en cualquier iniciativa de autogestión los empleados deben garantizar la continuidad del trabajo, mostraron predisposición para el trabajo”.

  Sciaini dijo que “los empresarios que hoy faenan en la planta, están conformes con la gente, cómo se está trabajando, plantea que en 15 días van a analizar cómo vienen, un balance de la producción, si sirve o no, esperemos que sí y cómo seguir con respecto a la planta. El lunes trabajaron 45 mil y aumento a 65 mil”. “Hay incertidumbre en cuanto a las categorías, la antigüedad, eso entiendo que se aclarará en estos días”.

  Sobre la situación de la empresa, Ricardo Lissalde mencionó que “en principio la empresa en cabeza de los dueños aparece muy desordenada, la información que fluye no es responsable, hay ahí desde hace mucho tiempo incluso cuando daba ganancias había evasión de cargas laborales y responsabilidades que esta empresa no cumplió incluso con este municipio que le es acreedor desde hace muchos años. El clima de falta de orden, el cumplimiento no ha sido de buena conducta y responsable.

  Por otro lado tenemos que dejar de mirar para atrás y mirar para adelante, en este esquema me parece que si bien es cierto que preocupa la relación laboral, la centralidad es que conserven el ingreso y el trabajo, más allá de quién conduce la empresa. Hoy parece una organización precaria, repartirse el dinero por partes iguales, son cuestiones coyunturales, en la medida que va sedimentando este tema, vamos a ir viendo cuáles es la viabilidad de la empresa. Nos interesa la preservación del trabajo, el ingreso en casa trabajador”.

  La política económica de la Argentina “la venimos debatiendo centenariamente, cuál es el camino, el rumbo, la responsabilidad de cada uno, levantar la vara de quiénes tenemos responsabilidad, estamos perdiendo el tiempo y cada cierta cantidad de años la Argentina se cae. La responsabilidad está en la conducción, de quién tenga que controlar, aca la actitud fue displicente, casi cómplice, hay trabajadores que hace cinco años están en la planta y no tienen aportes, en muchos casos y eso no puede ocurrir sin el relajamiento de los controles”.
Respecto a la situación del molino, el concejal Aurelio Castellani dijo que “en la mañana de hoy (por el miércoles) posiblemente una empresa visitaría el molino”.

  Con respecto al diálogo con el Intendente Gasparini, Lissalde dijo que “las diferencias que tengo no sólo con él sino con parte de la dirigencia es por la manera de gestionar, no tengo reserva personal, a veces me ha tocado calificar la manera de cómo cada uno gestiona cada coyuntura, las personas tenemos distintas convicciones, pero no quiere decir que ante esto no trabajemos juntos, la responsabilidad que nos debe unir es resolverle el problema a la gente”.

  El legislador del Frente Renovador se refirió por último a la legislación que abodaron desde hace siete años en la provincia de Buenos Aires con respecto a las tarifas de los servicios básicos. “Venimos abordando iniciativas parlamentarias en limpiar las boletas de las tarifas que graban los servicios de agua, luz y gas, que hacen que se pague mucho más. Esto enarboló por más de siete años el Frente Renovador, los vecinos sabrán cómo las boletas van a ir llegando más limpias de impuestos. También estamos discutiendo que de los servicios básicos salga lo municipal, que este discriminado en su propia tasa obligados a pagar en boletas de servicios excluyentes”.