Dos empresas comenzarían a trabajar en el Molino y la planta de Faena

Actualidad 12 de agosto de 2018 Por
El día martes, mientras un grupo de trabajadores advirtió la posibilidad de hacer una marcha en el municipio, el Intendente se reunía con el Juez y la sindicatura para ponerlos en conocimiento respecto a que brindaría la habilitación municipal al Molino y la Planta de Faena. Mencionó que dialogó con los empresarios y avanza la posibilidad de la continuidad laboral.
38744635_2223883054307816_5482179600454778880_n
Trabajadores de la planta de Faena y el Molino

Según se informó, uno de los trabajadores de la empresa Criave, Guillermo Riveira, visitó la municipalidad el martes a la mañana con un grupo de trabajadores exigiendo que el municipio habilite la planta de faena. Al no conseguirlo en ese momento, convocaron los trabajadores a una reunión en la que, según relatan los trabajadores consultados por este medio, los motivaron a manifestarse frente a las puertas del municipio. Mientras esto sucedía, el Intendente José Luis Horna se encontraba en Buenos Aires dando a conocer al Juez de la quiebra y a la sindicatura, su intención de brindar la habilitación municipal a la Planta de Faena y al Molino.
El intendente relató cómo se dieron los hechos y destacó la intención garantizar el trabajo.

“La semana pasada, el jueves, tome la decisión de viajar junto al doctor Rebon que colabora ad honoren con los trabajadores del Molino desde que se desato el conflicto en la parte legal y humana”. “Días atrás nos juntamos con los delegados del Molino, el Doctor Rebon con los empresarios de la firma Inciencia, tres socios que nos plantearon la necesidad de la habilitación del Molino para empezar a trabajar. En principio tomando a 10 personas, con la posibilidad de incrementar a 20 y que había compensación para quienes quedaran afuera.
Para tomar esa decisión precisan: luz, gas y la habilitación municipal. En ese momento respondí, como siempre lo hice que la municipalidad nunca sería obstáculo ante la posibilidad de trabajo, que la voluntad era habilitar el Molino, pero que obviamente por la cuestión jurídica en la que nos encontrábamos con dos trabajadores como depositarias, tras venir los síndicos, iba a poner en conocimiento al Juez y a la sindicatura. Tengo una responsabilidad institucional”.

El Intendente dijo que “al día siguiente ingresó un mismo pedido a mesa de entrada del municipio por la planta de faena. Son otros empresarios. Agregaron documentación y más allá de que no tuve conversación con estos empresarios porque nunca vinieron a verme, el comportamiento de la municipalidad es el mismo para los dos lugares.

La gente del Molino y de Inciencia lo tienen claro porque se los manifesté, pero un viaje que estuvo motivado en que la municipalidad iba a habilitar, la decisión estaba tomada, durante el día se tergiversa todo, porque viajar a Buenos Aires no fue una cuestión repentina era para hacer lo contrario, que es abalar la conducta que la municipalidad tuvo toda la vida, al menos con Chinchu que hizo surcos hasta resolver los conflictos y desde que estoy yo que se desató este conflicto tuve permanencia constante en favor de los trabajadores”.

“Me dicen mientras estaba en Buenos Aires que se estaba armando una movida contra la municipalidad y en la mañana de ayer (martes) en la municipalidad se presentó Riveira, el gerente general histórico de los Perea en una actitud intimidatoria, acompañado por trabajadores que no se quién los convoco, que fueron a conversar con Porta, a manifestarle que no les queríamos habilitar la planta. De esa persona sin duda hay una animosidad.

Me entero de eso, me pongo en contacto con los empresarios de quiénes tengo el teléfono, son los terceros, les pedi que me esperaran o encontrarme en otro lugar, donde quisieran. Me esperaron así que apenas llegue de Buenos Aires fui a la planta de faena de Criave, estaba Salvador, Salvi, Núñez, otra persona nueva, estaba también el congresal del sindicato Germán Barcos. Les explique toda esta situación, le manifesté su procedimiento, que me estaban visualizando como una persona en contra de ellos, le dije a Salvador que él no lo conocía ni de vista, al otro muchacho tampoco, pero les dije que para ellos en estos momentos no debe haber nada más importante que la habilitación por parte de la municipalidad y para la Municipalidad no hay nada más importan que el conflicto y no nos conocemos. Siempre tuvimos la finalidad de garantizar el trabajo, de dónde sacaron que no íbamos a habilitar?”.

El Doctor Horna explicó que “me aclararon quiénes son y el vínculo quedo muy cordial, estos vientos hacen que nos encontremos. A ellos alguien les pinto que yo era un ogro, no sé, yo me encontré con industriales dispuestos a trabajar, gente con experiencia que se dedica a esto y que ojalá les vaya bien. Me aclararon que no son Absolon, me dice que es una persona que tiene un crédito con los Perea, parecido a lo de Inciencia, un crédito es una deuda, impaga y que la forma de recobrarse es usando las instalaciones, como esa persona no tiene experiencia en cría de pollos le da la explotación a estos empresarios que este tiempo generaron trabajo. La pretensión de estos muchachos es que si este empresario logra cobrar la deuda y ellos se consolidan en la explotación - es quedarse a nombre propio de la planta de faena”.

Sobre la habilitación que brindará la municipalidad “tiene recaudos” – explicó el intendente - las habilitaciones serán sujetas a “determinadas circunstancias, a la planta de faena les dije que íbamos a pretender una certificación por un gasista matriculado que tiene las normas de seguridad en un lugar donde trabaja tanta gente. Los empresarios estuvieron de acuerdo y les pareció razonable.

Respecto a las versiones que indican que detrás de estos empresarios está la familia Perea, el Intendente dijo que “no me puedo guiar por rumores de la calle, esta gente manifiesta no tener nada que ver, se dedican al trabajo con los pollos, tienen una historia hecha de ellos personalmente y es más, me manifestaron que se conocieron al convivir acá, sin un vínculo denunciado anterior. A parte, que los Perea defiendan los suyo, no tengo animosidad personal, ellos la tienen conmigo y sembraron de rumores que la municipalidad estar en su contra. Nosotros bancamos como pudimos la situación en crisis”.

Los empresarios informaron al intendente que “van a empezar con un turno, se combina con la entrevista con el Ministerio, que el Frigorífico absorberá empleados de la planta, accediendo a beneficios, me dijeron que no habrá manoseo de listas, si tienen que hacerlo serán rigurosos en contener a la gente más antigua, a la gente que tiene familias, las cargas sociales las van a pagar, pagar las tasas municipales y les pedi que trabajen en el tratamiento de los efluentes, recursos que tengan disponibles para ello lo hagan, se comprometieron a hacerlo, no les pareció un imposible y eso es una satisfacción de encontrar gente dispuesta a hacer lo que nadie hizo”.

La amenaza de una manifestación mientras se resolvía la situación de la habilitación tiene que ver con “la falta de conocimiento personal, cómo nos vamos a guiar por otras personas”, dijo el Intendente. En cuanto a los tiempos administrativos “me comprometí a hacerlo hoy (por el miércoles), la Doctora Inés Mietta que es la abogada que más sabe de esto, analiza el expediente, hacemos los actos administrativos como corresponda y avanzamos, nunca hubo intención de obstaculizar”.