“Con el último aliento salvó a su hijo”

Actualidad 18 de febrero de 2019 Por Ale Sachetti
El domingo al mediodía un grupo de amigos oriundos de Moron compartieron un asado a la vera del río Salado en cercanías del puente de la localidad de Carlos Beguerie, del lado de Roque Pérez.
DSC_0048

  Horas más tardes dos pequeños pescaban sentados en la orilla cuando los padres de ambos notaron que los chicos cayeron al agua y la correntada comenzó a llevarlos. Se tiraron pasado el puente, ya del lado de Beguerie y lograron sacar a los chicos, uno de los padres, logró salir con vida, el otro no corrió la misma suerte, desapareció en minutos.

  Su cuerpo sin vida fue encontrado por Bomberos el día lunes por la tarde después de una intensa búsqueda.

  Sebastián, amigo del joven fallecido Pablo Federico López, contó a este medio que “vinimos a compartir el día, almorzamos y después algunos fueron a pescar y otros quedaron en la carpa. Los nenes de 6 y 12 años estaban pescando, uno quiso dar un paso más, se patinó y cayó al agua, el otro nene lo quiso ayudar y a los dos los arrastró.  Se tiraron al agua para sacarlos, uno de mis amigos sacó a un nene a la orilla, mientras que mi amigo Federico sacó a su nene, pero  se ve que cae en un pozo y no lo vimos más. No salió”.

  Contó que “no conocíamos el lugar, somos de Merlo, un conocido nos dijo que había buena pesca y vinimos, no sabíamos que estaba la obra del dragado tampoco”. “Esto pasó a las 12 y 40 horas, habíamos comido y después nos fuimos a pescar. En principio fue una gran desesperación, vino un trabajador de la obra del dragado que facilito un Handy, vino gente de la policía y bomberos”.

  A los nenes los llevaron a Moron y “quedamos con una amigo, ahora (por el domingo), vino el papá y el tío”.



  Sebastián contó que "somos un grupo de amigos que jugamos los miércoles a la pelota y convenimos para venir a pescar”. “Quiero decir que Federico se tiró a salvar a su hijo, dio lo último para salvar a su hijo, con el último aliento lo saco del río”. “Era un gran compañero, compartimos viajes, momentos, siempre daba lo mejor por los hijos y la familia”.  

  El papá del joven llegó al lugar donde ocurrieron los hechos, dialogó con bomberos, policía y con el Intendente Horna, quienes se pusieron a disposición ante el difícil momento.

 En el Río Salado trabajaron Bomberos de Beguerie, Roque Pérez, Monte y Lobos porque a esa altura del Salado es lindero con las tres ciudades. La causa está a cargo de Monte y el cuerpo sin vida del joven fue encontrado este lunes cerca de las 15 horas.