Almacenes de campo, música y exquisita gastronomía

Nada es casual. Al contrario. Cada vez tenemos más necesidad de volver a nuestro origen. Al principio. A dónde comenzó todo. Y para nuestra tierra, nuestras primeros vínculos como sociedad fueron los almacenes de campo, porque incluso existen desde antes de nuestra formación como pequeños estados. Tal es así que el Almacén de Ramos Generales La Paz fue fundado en el año 1859 y la pulpería en 1832 fue habilitada por el entonces Gobernador de la provincia de Buenos Aires Juan Manuel De Rosas, el lugar donde Juan Moreira jugaba a las cartas con cuántos de nuestros antepasados. Otros, dieron vida a instituciones como lo es el almacén El Descanso donde hace 50 años nació el Ballet La Azotea.
DSC_0323

Los parajes rurales tienen su encanto y alrededor de los almacenes y de sus escuelas públicas crecieron las familias, los vínculos y los proyectos de cada espacio. Después de décadas de haber estado cerrados, la mayoría de ellos, hace seis años cuando comenzó la gestión del Intendente Gasparini se los invitó a abrir, sumándose a Nelly que nunca bajó las cortinas del almacén de La Paz. Así fue como de a poco comenzó a gestarse esta idea que hoy convocó a más de 20 mil personas, nada es casual, ni el tiempo, ni la historia, ni la necesidad de volver a reencontrarnos, no solo nosotros, los que nos cruzamos cada día, sino las miles de personas que vinieron a vivir esta gran fiesta.

  Y como en aquellos años donde los almacenes nucleaban a los suyos, hoy, la unión es entre almacenes, municipio e instituciones, dándonos el maravilloso ejemplo que hay que andar por el mismo camino.

    Cómo no encontrarnos, cómo no volver. Los almacenes, el Centro Tradicionalista Los Baguales y los bares de campo abrieron sus puertas este sábado y en cada uno de ellos, en cada edificio, en cada patio, en cada recuerdo, estuvieron – de alguna manera – presentes quienes los levantaron, los mantuvieron y pasaron de generación a generación el valor histórico que tienen, el sentido de pertenencia y ni más ni menos que la vida y la historia de nuestra ciudad.

Te puede interesar