La Navidad de Luis: aunque sin pan dulce ni dinero

Actualidad 22 de diciembre de 2018 Por Ale Sachetti
Muchos de nosotros estamos marcados por la Navidad de Luis, un tema musical que toca nuestros sentimientos, porque, todos tenemos derecho a brindar y compartir el tradicional pan dulce en esta Navidad. Y en una sociedad con tantas desigualdades sociales, el patrón siempre entregó un pan dulce a su empleado. Un simple acto de justicia, como diciendo que, en Navidad todos somos iguales.

Toma Luis, mañana es Navidad,
un pan dulce y un poco de vino
ya que no puedes comprar.

Toma Luis. Llévalo a tu casa,

 Y podrás junto con tu padre
la Navidad festejar.

Mañana no vengas a trabajar,
que el pueblo estará de fiesta
y no habrá tristezas.

Señora, gracias por lo que me da,
pero yo no puedo esto llevar,
porque mi vida no es de Navidad.

  Pero en Navidad no somos todos iguales. Este viernes ocurrieron diversos hechos de brutal injusticia, uno más para finalizar el año contra los trabajadores de la ex Criave o Absolon, aún no se sabe cómo se llama la empresa. Tras un año desastroso para estas familias, ayer vivieron la peor de las humillaciones.

  Para algunos pocos valientes en esta Navidad no estará el pan dulce de Criave porque se lo tiraron por la cabeza a uno de los lame botas de la familia Perea, embroncados porque al que llegó tarde o se fue al Banco Nación a cobrar su seguro de desempleo, no le entregaron la caja navideña. Hasta en eso hacen diferencias y se muestran como los exitosos empresarios, pasando por el rostro de los trabajadores el poder que les da el dinero.

  Todo comenzó días previos a este viernes. Durante la semana se informó que el día 21 de diciembre los trabajadores despedidos cobrarían el seguro de desempleo ampliado en el Banco Nación de nuestra ciudad.

  Por disposición de los trabajadores de la entidad bancaria la sucursal abrió sus puertas a las 8 de la mañana, de manera que todos pudieran cobrar el dinero. Según pudo saber este medio, el banco no habría contaba con la información respecto a la suma de dinero que debía tener la sucursal para afrontar todo este movimiento extra de pagos, ni la cantidad de personas que llegarían al banco para tal fin, como así tampoco que en esa fecha se acercarían los trabajadores de Criave. Se enteraron porque vivimos en una ciudad pequeña en la que todos nos conocemos. El Banco organizó la jornada para dar respuesta a los trabajadores.

  La pregunta que deberán responder los directivos de ANSES es por qué el Banco Nación no sabía que este 21 de diciembre debían tener la sucursal preparada para semejante movida de dinero.

  A mitad de mañana muchos trabajadores comenzaron a llamar a este medio, la mayoría llorando de indignación porque al llegar a la ventanilla se encontraron con que no estaban en la lista de los trabajadores que debían cobrar el dinero. Tras realizar varias consultas, se nos explicó que parte de los empleados estaba en el listado para cobrar el 21, otros, para cobrar en enero.

  Segunda pregunta, por qué los trabajadores no sabían esto? Quién debía informales, ANSES cuando estuvo en la Planta de Criave, ANSES de nuestra ciudad, los delegados? Quién? Porque el banco no tiene por qué saber ni es la figura del Estado que debe darles la respuesta en ese momento.

  Esas personas que salieron corriendo del trabajado y creían contar con ese dinero para la Navidad, hoy tiene las manos vacías.

  Cuando la empresa para la que se trabaja, no acciona en favor de sus trabajadores, me refiero a todos los actores que la integran, debe estar el Estado presente, pues bien, el Estado a través de los Ministerios de Nación que vinieron a realizar las gestiones para que puedan cobrar el seguro de desempleo ampliado y ANSES, parece que se olvidaron de informarle a la gente los pasos a seguir o la gente  no supo entender, pero nunca está demás recalcar la información porque no estábamos atravesando buenos momentos, todos los trabajadores están tapados de deudas en el almacén de la esquina, en el supermercado y quieren que sus niños pasen la Navidad felices.  

  Como si esto fuera poco, a las 14 horas los trabajadores nos informaron que al llegar a la sucursal del Nación les dijeron que ya no podían sacar el turno para ser atendidos, se les había pasado la hora. Qué paso?

  En la empresa le informaron a los trabajadores que el día viernes considerando que tenían que ir al Banco a cobrar el seguro de desempleo, habría 35 a 40 mil pollos, cuando llegaron a trabajar había 54 mil pollos esto lógicamente retrasó a todos, terminaron de trabajar y se fueron todos para el banco, claro está que se generó un caos. Los empresarios, si fueran personas comprensibles, y por respeto al Banco nación y sus trabajadores, debieron haber permitido que la gente salga por tandas para ir a cobrar su seguro “de desempleo”.

  Pero no, los hicieron trabajar más de la cuenta porque les dan libre el día de hoy sábado. Ahora bien, estos empresarios no están abusando demasiado de los trabajadores como para no darles una mano? No salieron a tiempo, no llegaron al banco, muchos de los que no fueron a trabajar cuando llegaron al banco no estaban en la lista. Una vergüenza.

  Como si esto fuera poco, en medio del caos y el desorden en los que están inmersos los trabajadores de la ex Criave, jugaron a ver quién recibía el pan dulce y quién no.

  Sin derechos, sin quejarse en público porque los despiden, sin poder hacer nada. Así están los trabajadores.