Abordaje desde Salud Mental sobre el consumo problemático

Actualidad 09 de febrero de 2022 Por Vanessa Olasagaste
Gabriel López habló sobre el tema y sobre los distintos factores que incluyen en el tratamiento de los pacientes.
Captura de pantalla 2022-02-09 133408

El doctor Gabriel López, quien forma parte del grupo de Salud Mental del hospital Dr. Ramón Carrillo, habló sobre el hecho que conmocionó al país días atrás, cuando más de veinte personas murieron tras consumir cocaína adulterada.

Haciendo un abordaje desde su área sobre este hecho, el doctor señaló: "yo comprendí que era una situación sanitaria muy grave. No se sabía cuántas dosis de cocaína adulterada había, probablemente miles, y había que desactivar ese problema con pragmatismo y celeridad".

"Es raro que un paciente, que un consumidor, decida consultar. Pasa, es una cosa extrañísima, pero pasa. Pero en realidad el consumidor trata de patear todo lo que puede la consulta con el profesional. Consulta cuando ya empieza a sentir el impacto en su salud, fuerte, o ya empieza a sentir el impacto en la familia. Muchas veces es la familia la que consulta antes que el consumidor", destacó.

Por otro lado, señaló que hay que saber diferenciar que "no es lo mismo consumir una droga que ser un adicto", y que "reconocerse como adicto a veces necesita ayuda profesional".

Con respecto a las distintas adicciones que prevalecen en la sociedad, recalcó que "hay drogas legales y drogas ilegales, pero eso no marca qué es lo malo y qué es lo bueno, qué es adictivo y qué no".

También habló sobre cómo trabaja el equipo de salud mental integrado por psicólogos, psiquiatras y trabajadores sociales, y cuál es el abordaje que ellos hacen sobre los pacientes, que deben acercarse de forma voluntaria.

"Después están las internaciones. A veces, cuando los mecanismos ambulatorios no alcanzan se puede hacer una internación, pero también las internaciones por adicciones tienen que ser voluntarias. No podemos internar a alguien a la fuerza o de forma involuntaria por adicción. Lo prohíbe la ley", explicó.

Agregó que también está "la cuestión de la cobertura y la capacidad económica. Porque si no tienen obra social tenés que hacerlo en un lugar privado, que sale muchísima cantidad de dinero y hay un montón de gente que no lo puede hacer".

"Hay un montón de factores en juego que a veces dificultan el tratamiento de esta patología. Es una patología en la que está el tema de la salud, el tema social, el tema económico, el tema legal", resaltó.

Te puede interesar